“El Parlament Transparent” se fundamenta tanto en el registro de los grupos de interés como en la publicidad de la agenda de los diputados.

Sólo dos días después del anuncio ya se había inscrito una quincena de grupos, que se clasifican en cinco categorías: consultorías y despachos de abogados; empresas, asociaciones comerciales y sindicatos; ONG, grupos de reflexión e instituciones académicas; y otros representantes de intereses. Además, a partir de ahora, los diputados también deberán hacer pública su agenda e informar de los contactos que mantengan (reuniones o correos electrónicos) tanto dentro como fuera del Parlament.

Durante el acto de presentación, Carme Forcadell, Presidenta del Parlament, subrayó la necesidad de “romper la imagen negativa” de la actividad de los grupos de interés: “es lícito y legítimo” que continúe. Según Forcadell, el Registro supone “regularizar” una relación que siempre ha existido. “Dará un mayor prestigio a los grupos por su contribución a la transparencia y supondrá ventajas para los diputados, para los grupos de interés y para la sociedad”, concluyó.