La mayoría de los diputados ha votado a favor de la proposición de reforma, que propone crear un registro público obligatorio al que deberán inscribirse los Grupos de Interés. Según la iniciativa, los diputados con los que se reúnen y una copia de los documentos entregados durante los encuentros deberán quedar registrados. La propuesta aprobada incluye la obligación de los lobistas de adherirse a un Código de Conducta

Aunque dieron su voto a favor, los Grupos Socialista y Ciudadanos consideran que “la propuesta debe ser más ambiciosa” y comunicaron que trabajarán en la presentación de enmiendas para la siguiente fase de debate en la Comisión de Reglamento. Para el Grupo Confederal de Unidos Podemos la propuesta “tiene demasiadas carencias” y optó por abstenerse. Compromis, PDeCAT y PNV pusieron el mismo tipo de reparos antes de votar a favor.

Una vez tramitada en la Comisión de Reglamento e introducidas las enmiendas permanentes, la propuesta volverá al Pleno para su votación final.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestros términos y condiciones, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR